#Domingodeanécdotas (9)

  1. Te conocí en una de esas fiestas de cumpleaños de mi primer ex en las que siempre me enamoraba de alguien, y en tu caso aunque ibas con novio (y yo también) sentí el flechazo cuando te vi abrir una cerveza con los dientes. Luego cuando estabas soltero me buscaste y te conté que iba semanalmente a CU a ayudar a traducir unos libros de kanji y una vez nos vimos antes y platicamos un ratote y para mi sorpresa cuando salí resulta que me habías esperado a que terminara para seguir platicando, y yo dije cuánto interés y dejé que el escenario de los pastos de la universidad que entonan perfecto para avivar esos romances juveniles dados por accidente nos hicieran víctimas de ellos.

 

Siempre había dicho que era infeliz con mis novios porque o no eran listos o no eran fieles o no eran autocríticos. Tú eras más que todo eso: culto, ingenioso, honesto, afectivamente responsable, gracioso y profundamente analítico. Supongo que porque tenía que ver con tu carrera. Inevitablemente quedé fascinado contigo, como cuando uno ya se da por vencido de todo y llega alguien a romperte paradigmas.

 

Un día de los muchos que terminé con mi novio por un tiempo me invitaste a tu casa y ya a obscuras -y después de haber decidido que pasaría la noche ahí- me dijiste que no cogeríamos hasta que fuéramos pareja, y yo me apresuré al trámite en esos segundos para cumplir con el requisito, y no es que no me agradara la idea. Esa noche descubrí que me gustabas por más cosas de las que creía.

 

Las pláticas que teníamos a obscuras antes de dormir me marcaron para siempre. Creo que todavía sigo buscando a personas que lleguen a abrir tanto su corazón como tú, tan claramente, como si pudieras entender lo suficiente el mundo como para decir que no sabíamos nada y todo el mundo estaba confundido, pero siempre podíamos encontrarle un sentido a las cosas. Ver Futurama contigo era verla con ojos totalmente nuevos, ya hasta la música que me compartías me sonaba diferente.

 

Contigo descubrí que la infelicidad en mis relaciones no venía de mis parejas, sino de mí, y tú mismo eras la prueba de ello, al prácticamente cumplir mis expectativas y superarlas y aun así yo siendo profundamente miserable. Era triste no saber bien si te quería, si te admiraba, si te envidiaba o simplemente te tenía ahí para no sentirme solo. Un día que noté lo injusto que era todo esto para ti, te dije que termináramos porque vivíamos lejos -cosa que aunque era cierta era una excusa- y dijiste que estaba bien y ya solo nos vimos para una cogida de despedida en la que al final lloré.

 

Tu ex inventó luego que anduve contigo mientras andaba con otro y me bloqueaste de tu vida, cosa que aún lamento, aunque sé que te va muy bien y andas triunfando porque eres una persona increíble y cuando te dije que si te ponías a escribir en internet te iba a ir genial y así fue, y cuando me llegas a dar un fav sin saber que soy yo te extraño un poco menos.

#DomingoDeAnécdotas (8)

Yo iba con el plan de luego ir a ver Cindy la Regia, no tenía idea de que me ibas a terminar ahí mismo donde tuvimos nuestra primera cita 5 meses antes y yo estaba encantado de que eras poeta y fuiste muy ingenioso para pedirme que nos viéramos preguntándome si deberías lanzarte con tu crush y resulté ser yo, y que te habías enterado de mi existencia porque te interesaba el japonés por los haiku y viste que yo daba clases gratis en la frikiplaza y alguna vez me habías topado en el metro y ya no te sorprendería que me ayudo mucho con los filtros de las selfis, y también que eras más alto que yo y me imaginaba que tenías grande todo (¡tu vergota!, ¡tus piezotes!) y que decías “ramen” con R suave y varias cosas más, y empezamos a decirnos “prenovio” porque sabíamos que inevitablemente andaríamos.

Me pediste que anduviéramos apenas despertamos y yo pensé que era muy pronto porque todavía había pendientes antes de andar pero dije si digo que espere sería como decirte ‘no’ y yo sí quería, y empezamos a andar. Me deprime mucho pensar ahora que ni todo el entusiasmo que tuve pudo salvar mi manera enferma de relacionarme. Ojalá todos los días hubieran sido tan bonitos como en la boda de tu amiga donde yo brinqué cuando el novio lanzó el liguero y brincaste tú cuando la novia lanzó el ramo y lo ganaste y en la noche de regreso a casa en el uber hablábamos de cómo lo compartiríamos en Facebook y dijimos que nunca nos faltaría una frase ingeniosa porque éramos escritores. Ojalá no hubiera encontrado todas las maneras posibles de hacerte sentir mal excusándome en que ni siquiera deberías sentirte mal porque las cosas que decía que me decepcionaban de ti eran de hecho la cruel realidad, y que hasta tus gustos y tuits me molestaban porque me hacían pensar que no eras tan listo como yo creía. Ojalá me hubieras hecho caso cuando te decía que yo era insoportable y estaba traumado e ibas a sufrir mucho conmigo y deberías alejarte aunque en el fondo ambos sabíamos que necesitaba tu cariño, y por eso cuando me dijiste que me buscaban muchos y yo te decía que solo eran porque me querían coger y tú eras diferente porque me querías y bromeaste con que tú también me buscaste solo por sexo yo te insulté y lloré.

Te diste cuenta que nunca mereciste estar con alguien tan tóxico de manual como yo y la gota que derramó el vaso fue que viste un tuit mío que te hizo sentir mal porque sentiste que te comparaba con un chavo que me acabó ghosteando y no te culpé porque era muy estúpido de mi parte seguir sufriendo por alguien teniéndote a ti que me querías bien y eras demasiado tolerante conmigo pero la cagué como siempre y la verdad no tenías necesidad de ser arrastrado en mi depresión y manías y exigencias. Todavía me sigo intentando convencer a mí mismo de que fue lo mejor separarnos y también de que necesitar abrazos tuyos ni siquiera se puede considerar razón.

#DomingoDeAnécdotas (7)

Me llamaste para preguntarme si podía quedarme esa noche contigo y me llevaste a tu cuartito de azotea con colchón en el suelo y techo de asbesto del que estabas muy orgulloso porque eras independiente y yo te envidiaba porque estabas a segundos de la facultad y hasta nos habíamos empedado ahí alguna vez, aunque no tanto como la primera vez que fajamos, cuando era nuestro primer año en la carrera y estábamos muy desorientados respecto a todo, y yo ya me había ido a dormir y estábamos creo que otros dos bultos más en el colchón y te metiste a mi lado y yo sin saberlo te estaba estrenando en esto, y por lo mismo estabas muy emocionado. El lunes siguiente me dijiste que no te habías bañado desde ese día.

Era raro empezar a tener sentimientos que no entendíamos, como cuando un compañero pasó su brazo por mis hombros un día y luego me cayó un balonazo en la cabeza y dijiste que qué bueno, o como cuando te robaste un chocolate del puesto de dulces de enfrente, lo mordiste y me diste la otra mitad, o como cuando sentados en el metro nos rozábamos los dedos detrás de una mochila para que nuestros amigos no nos vieran, o como cuando empeñé y perdí una guitarra que nunca aprendí a tocar para regalarte de cumpleaños un libro que no leí y me prestaste para que leyera. Lo mejor era cuando había peda o teníamos que hacer un trabajo y sabíamos que haríamos algo de rápido, como esa vez en mi casa donde te viniste a los dos sentones. Un día que sí nos quedamos en un hotel -cuando amanecimos- me preguntaste qué éramos, y yo me hice bien pendejo, o bueno más bien ya lo estaba. No sabía que ibas a perder el interés en mí muy pronto y yo te iba a llorar mucho y no te iba a superar hasta que me alejé (porque cambié de universidad -y de carrera-).

Nos seguimos viendo durante años cuando me llamabas de la nada y hasta te presenté a mis novios con los que eventualmente -incluso simultáneamente- te compartí o me compartieron, no sé (y no los culpo, por tu verg0ta de burro) porque aunque ahora ya tenemos muchísima -muchísima- más experiencia me sigo sintiendo igual de perdido con todo, y todavía te pregunto cómo le haces para no tener celos en tu relación abierta de años con ese chavo tan hermoso y tan listo y me regañas, y pienso que ojalá así fueran todas mis relaciones con los hombres, como contigo, donde al final aunque sufrí mucho por ti nos seguimos hablando y hasta cogiendo pero ya solo siento cariño aunque es raro pensar que formalmente nunca fuimos nada.

Esa madrugada que fui a tu cuarto quisiste ser tierno y me dijiste que yo siempre iba a ser especial por haber sido el primero y -como si todas las obscuridades fueran las mismas y estuviéramos continuando aquella otra donde te fuiste a acostar a mi lado- yo seguía entrando y saliendo de ti sin decir nada, como ese otro día cuando me preguntaste qué éramos, hasta que te abracé muy fuerte y nos quedamos dormidos. Al amanecer me vestí, y tú sin salir de la cama te despediste y para mi sorpresa cuando ya estaba saliendo me dijiste felicidades. Pensé que no sabías. Pensé que me habías dado un tierno regalo de cumpleaños sin saberlo.

#DomingoDeAnécdotas (6)

Me escribiste un mail como hace 12 años porque hice un programa que convertía fechas a un calendario mesoamericano y tú eras un experto de eso y creo que fue solo una excusa porque no sé cómo pero no tardamos en ver que éramos gays los dos y más o menos de la edad y ya solo hablábamos de putería aunque estábamos lejísimos y no nos conoceríamos hasta mucho tiempo después cuando me dijiste que te llevara a la casita a conocer en tu viaje al df y fuimos y ni hicimos nada hasta hoy que por fin me agarraste soltero, y nos vimos por mi casa y fuimos a cenar y te tuve la confianza de decirte que la verdad tenía la cabeza hecha un lío porque estaba teniendo muchas citas sería la tercera vez de la semana que no llego a mi casa y apenas es jueves y yo estaba buscando afecto porque lo que yo buscaba era pareja y yo en el fondo sabía que nada más querían que me los cogiera porque quién sabe que me ven y yo iba como igual con la esperanza de que no fuera solo eso y me preguntaste si tenía los ojos rojos por eso y yo dije que no pero sí, y te enojaste de que habláramos de eso y tenías razón porque siempre has sido dulce conmigo y las metáforas que seguro tomaste de la poesía indígena que me dices me ruboriza millones y tus te quieros viéndome a los ojos con toda la seguridad del mundo me estremecen y me da pena no poder corresponderlo porque digo no puedo ni siquiera encariñarme contigo vives muy lejos y nunca seré tan bueno como tus épicos amantes pero ese día te llevé al hotel más feo a la habitación más rascuacha e hice lo que pude por fin luego de tantos años y al final nos quedamos dormidos aunque no era el plan y luego en el uber te fuiste y me dijiste te amo y yo te dije que y yo a ti porque te admiro mucho porque eres una eminencia en tu área y cómo no amarte con tu belleza y tu personalidad pero para variar eso me puso triste porque ni aunque fuéramos vecinos me acercaría porque no estoy a tu nivel y solo haría lo que hoy y lo hago siempre ir a ver a alguien para coger a ver si me puedo sentir querido aunque sea un rato.

#DomingoDeAnécdotas (5)

En unos días te ibas a Japón y estábamos peleando porque según tú yo no te quería, y a mí se me hacía irreal tener que demostrártelo después de tantos años de noviazgo. Según yo la única manera de medirlo era ver cuánto sufrías cuando la relación terminaba, y los dos sabíamos lo mucho que nos dolió todas las veces que terminamos y por eso acabábamos volviendo. Aunque las cosas cambian, y quizá ya no estábamos tan seguros de cómo nos sentíamos en el fondo.
Antes no podíamos decir que no nos queríamos mucho. Como cuando una vez te quedaste conmigo aunque no tenía colchón y nos dormimos luego de una cogidota en la base pelona de la cama, o cuando me mudé contigo y solo nos alcanzaba para cenar frijoles de lata con tortillas y a pesar de eso yo era inmensamente feliz. Lloramos juntos cuando nuestro perrito se perdió y también cuando el chavo del que nos enamoramos los dos se fue enojado y creímos que ya no volvería a hacer tríos con nosotros. El video en el que te decía que te amaba mientras te estaba ensartando tenía literalmente miles de vistas. Te quería tanto que siempre volvía a ti a pesar de todo. Incluso te di una clase especial de japonés para putear para que aprovecharas al máximo tu viaje.
Recordé qué podría convencerte de que en el fondo sí te quería. Esa vez que estaba sedadísimo por la anestesia general y tú estabas a mi lado esperando a que volviera en mí, lo único que hice fue (yo no lo recuerdo, eso me lo contaste tú) empezar a jugar con tu barba mientras te decía cosas tiernas como que te quería muchísimo y que verte siempre me alegraba y que estar contigo me hacía muy feliz y que cuando no estabas te extrañaba muchísimo y era la verdad. Si cuando no podía pensar en nada y estaba en automático -como un animalito- no estaba diciendo lo que realmente sentía en el fondo de mi corazón, ¿entonces cuándo?
De todos modos no me creíste, y fue triste porque terminamos de manera definitiva más tarde ese mismo año (el último día que Peña Nieto tuvo el poder: cuando los analistas políticos decían que AMLO cumplía tantos meses de mandato yo decía eso es lo que llevo soltero). Pero para mí que rompiéramos también era señal de que te quería muchísimo. Yo podría aguantar lo mucho que me dolía lo que hacías, pero tú no merecías estar con alguien que no te hace feliz ni te puede demostrar que te quiere.

#DomingoDeAnécdotas (4)

Cuando salimos del cine y caminábamos por Reforma yo todavía con el corazón alborotado de haberte robado un beso a media película porque a obscuras con la luz de la pantalla reflejada en tu rostro te hacía verte irreal, como un ángel, te pregunté tu edad y me dijiste que adivinara, y yo siempre le exagero mucho a la cifra para abajo para que se sientan halagados y dije que 20 y me dijiste que sí y yo me quedé blanco porque pensaba que eras al menos de la edad del chavo por el que te conocí, e hice la resta inmediata y dije podrías ser mi hijo y de cariño te empecé a decir así.
Cuando salíamos me tomabas de la mano hasta cuando cazábamos pokemones en la Alameda y yo trataba de disimular mi entusiasmo por los dos momentos que más disfrutaba de estar contigo, la charla de sobremesa en las que me sentía un entrevistador de un tuitstar y las charlas de almohada que teníamos siempre que cada vez pasaste la noche conmigo, y creo que por eso me encariñé. Cómo no enamorarse de tu figura desnuda fumando a media luz al lado de la ventana mientras me hablabas de todo lo que está mal en el mundo con tu ingenio infinito.
Odiaste mucho Call me by your name pero cuando me dejaste de contestar los mensajes más cursimente ridículos que he escrito jamás pensaba que nos había pasado algo parecido porque en esa historia también dos personas de edad algo distinta se habían enamorado en 6 semanas para luego no volverse a ver. Cuando tu amiga vio todas las fotos que te había tomado -contigo en el scooter, cuando te tatuaste, conmigo abrazándote con las luces del monumento a la revolución de fondo- me preguntó que por qué había tomado tantas, y dije que porque sabía que no iba a durar mucho. Y me desinvitó de la reunión a la que también asistirías.

#DomingoDeAnécdotas (3)

#DomingoDeAnécdotas (3)

Les llamé por teléfono saliendo del psicólogo, que me había sugerido centrarme más en hacer amigos. Nos habíamos conocido en la primera cita que tuve con un chavo con el que no se dieron las cosas, como en una cita doble, cuando fuimos a ver animales y ustedes nos explicaban porque saben mucho de ellos. Me cayeron muy bien y creo que hasta me encariñé con ustedes cuando fuimos a su casa porque uno de ustedes estaba convaleciente y me recordaron la complicidad de mis dos últimas parejas. Dijeron que tenían el fin de semana ocupado por el día de las madres pero podría acompañarlos una noche la siguiente semana.

Yo estaba desesperado por tener novio. Llevaba 10 años sin saber qué era estar soltero, y me emocionaba amanecer con alguien como en la canción de Daniela Romo, aunque fuera solo con amigos. Luego de los tacos, la película y los juegos subí a su cuarto y me sorprendió verlos sin ropa. Pensé que así era como dormían, y me acomodé a la orilla de la cama. Ya a obscuras, Sentí el dorso de tu mano en mi pierna como un cariño tímido, inocente, y yo hambreado como siempre de abrazos te rodeé hasta con las piernas, acomodando mi cabeza en tu nuca. Ustedes se quedaron quietos, boca arriba y tomados de la mano mientras yo [les] hacía otras cosas. Supongo que cuando eres gay esto es algo que también hacen los amigos.

En mi cabeza cuando escuchaba canciones románticas en inglés los recordaba e interpretaba los “you” como ‘ustedes’ en vez de tú, como cuando con un ex fuimos trireja. Eso no hace un amigo. Pensaba en cuándo nos daríamos un beso de tres. Tal vez eso sí lo piensan los amigos cuando eres gay. Salíamos y pensaba que para qué quería un novio si los tenía a ustedes. Creo que mi error en los noviazgos anteriores era dejar que mi pareja ocupara el papel de un grupo de amistades. Tal vez por eso malinterpreté todo y los quise de manera equivocada.

Esa última noche en su casa les agradecí por todo. Ustedes fueron el último abrazo que di antes de enclaustrarme por la pandemia. Afortunadamente los amigos son rotables y seguramente ni me echarían de menos. Creo que eso pasó, porque hasta mi crush que siempre me ignora me felicitó por mi cumple y ustedes no. Todavía me pregunto si quiero mal porque me encariño demasiado, o porque no sé ser solo uno más del ganado. Todavía no sé si unos amigos pueden dejarte el corazón roto.

#DomingoDeAnécdotas (2)


Cuando me cancelaste dos días seguidos lloré. Me sentí idiota por -estúpidamente entusiasmado- lavar y planchar cortinas y bajar esa película y comprar lo que cocinaríamos. Me dolió todavía más que cuando él te propuso que nos viéramos los tres no cancelaras. Porque al parecer yo solito no valía tomarse la pena salir. Porque me ilusionaba que fueras la primer persona que me visitara y abrazara (y tal vez pasara la noche) en estos 9 meses en los que mi hipocondria me ha hecho vivir solo.

Tu cumpleaños había sido hace poco y te esperé en la estación con un minipastel, porque soy un ridículo cursi y me dijiste que en tu casa no te hicieron. Planeaba darte un abrazo largo cuando llegaras, pero tú lo hiciste breve recordándome una vez más que mis sentimientos hacia ti no son correspondidos. Como él iba a llegar tarde aprovechamos para ir al centro a buscar un cajero. Extrañaba salir y, como acomplejado, tener media cara cubierta con un cubrebocas que me hacía sentir Sub-zero me permitió disfrutar mucho charlar de tonterías mientras me guiabas por las calles. Te conozco tan íntimamente y desde hace tanto tiempo pero a la vez tan poco…

El guapísimo conductor nos preguntó si queríamos que nos metiera al motel, y ustedes creyeron que fue una forma de invitarse, pero yo no lo noté porque estoy todo imbécil o estaba muy nervioso o nunca me doy cuenta de nada. Nos llovió un poco. Charlamos. Los vi besarse por la puerta transparente del baño mientras me quitaba los guantes para lavarme las manos. Él me robó un beso a mí y yo pedí perdón diciendo que llevaba 10 meses sin hacerlo, desde que mi último novio me terminó. Soy un experto en incomodar a la gente. Tal vez solo me centré en que no se me viera toda la emoción de sentir los labios de alguien cuyos gemidos oí tantas veces en sus videos de internet, y de quien nunca imaginé intercambiar nuestra respiración, menos de a tres, menos en esta situación tan extraña.

Estuvimos 4 horas ahí. Él no se animó al dos romano al ver nuestros tamaños. Y fue raro. Disimulo peor de lo que creo. Era difícil no conmoverse del fuego etéreo que producía la fatua comunión entre tu mirada y su cuerpo, entre sus gemidos y tu furia, entre mi música y su lengua, entre tu voz y mi dolor. Debí sentirme afortunado de hacer un paréntesis de esta locura con mi crush acompañado de alguien tan lindo por dentro y tan fuera. Pero mi corazón está descompuesto y solo pude sentirme miserable.

Al volver a la estación y despedirnos bajo la doble obscuridad de una escalera que hacía sombra de la noche, me despedí de mano de él y me jaló como enfatizando lo absurdo que era no despedirnos de abrazo. A ti solo te dije nos vemos. Quizá pensaste que estaba enojado, pero no. Solo creí que esta vez de verdad no querría soltarte.


#DomingoDeAnécdotas (1)

te pregunté que si estabas bien porque llevabas varios días sin tuitear nada y me dijiste que sí, que era porque estabas súper ocupado y no lo creí, seguramente viste algo que te hizo sentir mal sobre alguno de tus crushes y dejaste todo, como cuando yo te he silenciado a ti porque he sentido celos de leerte triste por otros, aunque la psicóloga me dijo que era más importante saber por qué estoy tan clavado contigo, y le digo que tengo una fijación por los “chicos murakami” (por el arquetipo de ese autor de mujeres únicas y misteriosas con un intenso conflicto interior que las hace enigmáticas y fascinantes) y tal vez porque te pareces al buga que me gustaba en la secundaria, y ella me dice lo que ya sé, que te tengo idealizado y clavarse así es señal de baja autoestima, y le digo que lo tengo presente y por eso también tanto miedo de hablarte e incluso de verte, porque llegué a la conclusión de que mandarnos fotos en calzones o menos es suficiente para mí, porque tal vez conociéndote más me desencante o conociéndome tú más a mí descubras que soy una basura y me quede sin ni siquiera eso, y ahora en pandemia tenía la excusa de no poder verte por el aislamiento, y no pensé que me propondrías vernos aunque sí fantaseaba cuando me visitaras acá donde ya vivo solo, y pensaba un colchón matrimonial para cuando vengas y otro cojín para cuando vengas y si me alcanza hasta gas para que no te bañes a jicarazos cuando vengas y cojamos, aunque pienso más en si voy a llorar más cuando te abrace luego de no hacerlo con nadie en 7 meses o cuando me digas que siempre no vas a venir y yo quiera cerrar mis redes sociales también pero no lo haga porque luego dónde me desahogo

Glosario de chilanguismos

¡chin!: {de ¡chingada madre!] (exc) ¡diablos…!

¡ora!: (exc) ¡mira nada más!

¡quiubo!: ¡hola!

abrirse: tener miedo {¡se te abre! → te da miedo}  perder contacto o alejarse del grupo de amigos {te abres güey → te alejas de nosotros }  abrirse de piernas o patas estar dispuesta al acto sexual una mujer

acá: de buena calidad {está bien acá → es de muy buena calidad}

aflojar: prestarse para relaciones sexuales

agarraderas: senos

agua: ¡aguas! ¡cuidado!  hacérsele agua la canoa ser homosexual

aguacates: testículos

aguantar: esperar {aguánta[me]} → espérame }

agüitado: triste

agüitar: ponerse triste {no te agüites}

ajá: sí

amolar: hechar a perder, no la amueles o no la mueles → no lo empeores; ya ni la amuelas eres tan malo que ya no tienes remedio

aparato: pene

aplicar: esmerarse, esforzarse {¡aplícate! → ¡esfuérzate!}

aplicar: regresar un insulto {te la aplicó → te regresó el insulto}

apretada: mujer que no afloja

apuntarse: yo me apunto yo sí

apurarse: darse prisa  preocuparse {no te apures → no te preocupes}

ardillo: ardido, que tiene dolor de un coraje {esa rola está bien ardilla → esa canción es muy dolorosa}

arroz: gustar el arroz con popote ser homosexual

asco: perderse el asco prestarse a tener relaciones sexuales con un amigo {ese día nos perdimos el asco, pero al sieguiente nos lo recuperamos al triple}

asterisco: ano

ay: ¡ay si…! (inc) burla a quien se da aires de algo bueno

bailar: dss eufemismo para valer verga {ya bailó Berta = ya valió verga}

bajar: bajar a los chescos hacer sexo oral

banda: grupo de amigos

bandera: = banda

bote: el bote la cárcel

bronca: no hay bronca no hay problema, no te fijes, no hay cuidado

bronca: problema puras broncas últimamente no he tenido sino problemas

buena: de la buena mariguana

cabrón: (persona) hábil, ≈ chingón  difícil {está cabrón → es muy difícil}  cruel {¡no seas cabrón! → no seas tan cruel}

caer: estar seguro {¿te cae?, -Me cae ¿estás seguro? – Sí, estoy seguro  dejarsela caer coger, {nos la van a dejar caer → nos van a coger, ≈ nos la van a atorar}

café: marihuana

cagado: ridículo, chistoso {ese güey es bien cagado → ese sujeto es muy ridículo}

cagar: echar a perder {¡ya la cagaste! → ya lo echaste a perder todo }; equivocarse ; fallar  cagar(le) ~ a ~ ser muy molesto, no tolerar {¡me cagan los putos! → ¡no tolero a los homosexuales!}

caguama: cerveza familiar de casi un litro

camaney: creerse Juan Camaney creerse genial

cañón: estar cañón ser difícil

cantinflear: dss hablar mucho sin decir nada en concreto

carabina: tú y la carabina de ambrosio [son lo mismo] tú no sirves para nada, no se puede contar contigo

carnal: hermano {mi carnalito → mi hermanito}  amigo

CCH: [se se hache] Colegio de Ciencias y Humanidades, una de las 2 modalidade de bachillerato UNAM

cegehachero: miembro del CGH vid

CGH: Consejo General de Huelga, organización estudiantil revolucionaria opositoria a la privatización de la UNAM

chacha: sirvienta, servidora doméstica  dss muchacha

cháchara: objeto de poco valor

chacharear: comprar objetos de poco valor en un mercadito

chacho: muchacho

chafa: (chafónchafita) de mala calidad, mediocre {¡pinche portero chafa! → ¡maldito portero mediocre!}  baratija

¡chale!: inj ¡diablos!  inj ¡no puede ser!  chale con ~ ¿qué le pasa a ~? {¡chale con ese güey! → ¿qué le pasa a ese sujeto?} ; ~ está mal

chamacho: dss niño, ≈ chavochamacochac

chamba: trabajo, empleo  andar sin chamba no tener trabajo  andar buscando chamba estar buscando trabajo

chambear: trabajar

chanchuyo: embuste, estafa

chante: casa {mi chante → mi casa}

chaqueta: masturbación {hazme una chaqueta = hazme una manuela}

chaquetearse: masturbarse

charco: bache lleno de agua  brincacharcos que tiene el pantalón tan corto que puede saltar charcos sin mojarse la ropa  el otro lado del charco el viejo continente; España

charola: credencial

charolazo: dar el charolazo enseñar la credencial

chava: muchacha  novia {no tengo chava → no tengo novia}

chaviza: arcaico la juventud de los sesentas

chavo: hijo {mi chavo → mi hijo}  niño, chavito  dss muchacho ≈ güey

che: = pinche

chela: cerveza

chelear: consumir cerveza

chelero: (persona) quien consume mucha cerveza  panza chelera panza abultada a causa del alcohol

chemo: drogadicto

chesco: refresco, soda  bajarse a los chescos hacer sexo oral

chichi: teta, seno

chichifo: novio pagado, gígolo (generalmente homosexual)

chichis: (inf) senos

chido: genial  ¡qué chido! ¡genial!  (persona) contrario de fresa o mamón {ese güey es chido → ese sujeto no es ni fresa ni mamón }

chilango: persona nacida en la Ciudad de México

chilangolandia: Ciudad de México

chile: amigo {tú y tu chile → tú y tu amigo}  pene

chile: pene  hablar al chile ser sincero; decir la verdad

chillar: llorar

chinga: ¡ah chinga! (exc) (interjección de sorpresa) ≈ ¡ay güey!¡no mames!¡güeeey!  ponerse o pegarse una chinga trabajar arduamente  en chinga rápidamente, con prisa  vid chingar

chingada: ¡me lleva la chingada! inj (exclamación de desahucio)  [mandar] a la chingada mandar al diablo, olvidar algo, = a la verga  la chingada (lugar) sitio muy lejano {está en la punta de la chingada → está muy lejos de aquí}  ¡vete a la chingada!dss ¡láragate!, ¡no quiero saber de ti!  cargar o llevar la chingada tener muy mala suerte, frustrarse los planes, quedar desauhciado {ya te cargó la chingada → considérate muerto}  ¡con una chingada! ¡por fin!

chingadera: cosa, ≈ madre  acción que perjudica sin motivo {esas son chingaderas → ¿qué necesidad había de perjudicar? }

chingaquedito: (persona) que perjudica con afán sin que se le note y sin sospechas

chingar: joder, violar  perjudicar  ¡chinga a tu madre! ¡vete al diablo! {¡que chingue a su madre! → ¡que se vaya al diablo!}  ¡chíngate! jódete, no hay de otra; haz el esfuerzo  ¡no me chingues! si lo haces me perjudicas  acabar, terminar {¡se lo chingó todo! → se lo acabó} {chíngatelo → termínalo, acábalo}

chingo: un chingo muchísimo {ese güey sabe un chingo el cabrón → ese sujeto sabe muchísimo, el muy hábil}

chingón: tremendo {¡está chingonsísimo! → ¡está tremendísimamente bien!}  (persona) hábil en su profesión

chino: rizo de pelo  pelo o cabello chino cabello rizado  está en chino es muy difícil de entender, es muy difícil de hacer  chino chino japonés, come caca y no me des (inf) [burla a los orientales]

chisme: = chivo

chispotear: dss hacer algo sin querer {se me chispoteó → lo hice sin querer}

chitón: ¡tú chitón! tú no digas nada, tú quédate callado

chivo: dss bajarse a los chivos hacer sexo oral, = bajarse a los chescos

chocho: clítoris

chones: dss calzones

chosto: ≈ verga

chota: policia

choteado: que ya está muy usado, que ya no tiene gracia

choya: dss cabeza

chueco: torcido

chupagratis: (persona) que consume la cerveza que pagan otros

chupar: beber cerveza {¡vámonos a chupar → ¡vayamos a consumir cerveza!}

clavar: robar {no te lo vayas a clavar → no te lo apropies}

cochinada: suciedad, porquería

coger: copular, penetrar, tener sexo vid chingar {quiere coger → tiene ganas de sexo }

cohinadita: una cochinadita de nada una pequeñísima cantidad  baratija {te traje una cochinadita → te traje un pequeño regalito}

combi: taxi colectivo, medio de transporte similar a una camión vagoneta

compa: amigo  compadre

compadre: amigo, ≈ güey

conchero: persona que baila danzas prehispánicas

corto: estar en corto estar muy cerca

coyote: estafador o falsificador que ronda las oficinas del registro civil, casas de empeño y bancos

CU: [se u] Ciudad Universitaria, campus de la Universidad Nacional Autónoma de México

cuate: dss amigo, vid cuate

cuate: amigo

cuba: cualquier bebida alcohólica con refresco -ciertas combinaciones tienen nombre-

culero: despiadado, que no tiene consideración de los demás  ¡culeeero!, ¡culeeero! porra que se dice en los estadios al haber una injusticia

culero: traicionero

culito: ano  nalgas  dar culito dar miedo

culo: ano {meter por (en) el culo}

darketo: muchacho que sigue la moda dark: viste totalmente de negro, a veces con capa o falda, usa maquillaje blanco para palidecerse el rostro, se comporta como vampiro citadino, es sadomasoquista, melancólico y de actitud suicida, es culto y solitario, escucha música de alaridos o de dolor y no muestra ningún sentimiento.

delegación: (lugar) donde son llevados los infractores de la seguridad pública

descontar: dejar golpeado a alguien

desmadre: lío, alboroto, desorden  ser un desmadre estar todo liado o alborotado {mi cuarto es un desmadre → mi habitación está muy desordenada }; ser muy difícil {la ingeniería es un desmadre}

discutirse: invitar (pagar la cuenta de otros) {discútete unas [chelas] → invítame unas cervezas }

doblada: la doblada ≈ verga

don: señor {¿qué tal, don? → ¿cómo está, señor?}

dragonazo: golpe de mal aliento

ducho: dss hábil

efectivo: el efectivo el mejor de todos

emputado: enojado, molesto

encabronado: enojado, ≈ emputado

encabronar: enojar

enchufar: penetrar, coger

ensartar: ≈ coger

entambar: meter a la carcel {me entambaron}

eskato: muchacho que sigue la moda del skateboarding: usa ropa holgada, cabello corto, perforaciones, gorra, anda en patineta, hace bailes gimnásticos, habla a la usanza estadounidense, toca la guitarra eléctrica y escucha música skahip-hop y similares

facha: apariencia, look {mira nomás en qué fachas vienes → vienes muy mal vestido}

faje: agasajo sexual sin penetración

feria: dss dinero, vid varo

fichera: bailarina exótica que a cambio de fichas de cabaret presta otro tipo de servicios

flamas: andar flamas estar borracho

franelero: cuidador ilegal de autos estacionados en la calle

fresa: (persona) persona con aires de moderno, culto y a la moda, contrario de naco y chido  vid ≈ mamón

freski: ≈ fresa

fusca: pistola

gacho: mala persona, cruel {no seas gacho → no seas malo}  dss feo {¡qué gacho! → ¡qué feo!, ¡qué desagradable!}

ganoso: estar o andar ganoso estar caliente

gata: dss sirvienta doméstica, ≈ chacha  carne de gata, buena y barata dss frase que hace referencia a las servidoras domésticas que son abusadas sexualmente por los hijos adolescentes de las amas de casa

gordo: caer gordo dss no soportar a alguien, ser intolerable una persona  dss apelativo de cariño al marido o novio {hoy no pudo venir mi gordo → hoy no pudo venir mi marido}; también gorda

goya: grito de guerra de la UNAM vid

gringadera: cosa gringa de mal gusto (cf) chingadera

gringo: norteamericano, de EEUU

grueso: difícil

guaguarear: hablar por hablar

guagüis: sexo oral, especialmente entre homosexuales

guama: = caguama

guarura: guardaespaldas

güeba: vid hueva

güebo: vid huevo

güebón: vid huevón

güero: rubio, güerito

güey: (se suele poner al final de toda frase exclamativa o interrogativa)  sujeto, persona {vinieron tres güeyes → vinieron tres personas }  varón, {no es vieja, es güey → no es mujer, es hombre} (para femenino se usa vieja novio {se fue con su güey → se fue con su novio}  ese güey él  estar [bien] güey ser muy estúpido, ≈ estar [bien] pendejo  ¡güey! ¡oye!  hacerse güey fingir no saber algo, hacerse el desentendido, = hacerse pendejo

güitre: dss güey

gumaro: testículo, ≈ huevo

harto: dss mucho {reteharto → muchísimo}

hierba: = mota

hijazo: hijazo de mi vidaza frase de los polivoces

¡híjole!: inj ¡caramba! (exclamación al enterarse de una situación difícil)

hocico: boca, {¿qué traes en el hocico? → ¿qué tienes dentro de la boca?}  quijada, mentón {te vas a romper el hocico → te vas a dislocar la quijada}

hocicón: dss hablador

hora: vid ahora

horchata: orgía

horny: vid jorni

hueva: flojera, pereza  tener hueva tener flojera , tener pereza  dar hueva causar flojera  estar de hueva ser muy aburrido  ser de hueva (persona) ser flojo, no poner atención

huevo: testículo  ¡huevos! exclamación para insultar a alguien desprevenido {¡huevos pendejo!} ; exclamación de sorpresa, ≈ ¡madres!  ¡a huevo! ¡por supuesto que sí!  ¡qué bueno!  a huevo necesariamente {tengo que ir a huevo → tengo que ir, necesariamente}  pasarse de huevos ser abusivo {¡no te pases de huevos! → no seas abusivo }  por sus huevos unilateralmente, sin consultar a nadie, por decisión propia  cuesta un huevo y la mitad del otro que cuesta mucho esfuerzo

huevón: (prs) holgazán, flojo {¡qué huevón eres! → ¡qué flojo eres!}

huila: zorra, perra, que copula con muchos  andar de huila = huilear

huilear: buscar hombres para cojer

íjole: vid ¡hijole!

indio: (x) inculto, ignorante, incivilizado

IPN: Instituto Politécnico Nacional

ira: (dis) mira (de mirar)

islas: las islas (lugar) jardín más concurrido de CU vid

jalárse: jalársela masturbarse  jalársela ≈ ser mamón  exagerar {te la jalaste → exageras}, vid arrancárse

jarioso: (persona) que tiene muchas ganas de copular  andar jariosón tener muchas ganas de fornicar

jarocha: operación jarocha cirujía de cambio de sexo, de hombre a mujer

jarra: tarro grande de cerveza, vid yarda  estar jarra estar borracho, generalmente con cerveza

jefe: padre  jefa madre

jeta: cara {me caga su pinche jeta → no tolero su estúpida cara}

jetearse: dormir {ya se fue a jetear → ya se fue a dormir}

jetón: estar jetón estar adormilado  quedarse jetón quedarse dormido

joder: molestar {¡no estés jodiendo! → ¡deja de molestar! }  estar jodiendo estar molestando

jodido: que no tiene dinero {ando bien jodido → no traigo dinero}

jorni: estar o andar jorni caliente

joto: amanerado, femenino, varón homosexual

joto: homosexual varón muy afeminado

lacra: persona sin moral ni ética {ese güey es un lacra, ese güey es bien lacra, ¡piche lacra!}

lanza: pasarse de lanza ser abusivo

lata: molestia  dar lata ser una molestia, ≈ estar chingando {¡qué lata das! → ¡eres una molestia!}

latir: gustar {me late → me gusta}

latoso: dss que causa molestia al prójimo, especialmente los niños

-le: (sufijo verbal que se usa en imperativos)

leche: semen

lilo: dss homosexual varón

lira: guitarra

loca: homosexual varón, joto  amanerado, femenino {ese güey es una loca → él es muy amanerado}  dss ser una zorra

lúser: (looser) perdedor, pobre diablo

macho: masculino {muy macho → muy masculino}  macho mexicano hombre masculino y en parte misógino

madre: estar hasta la madre estar harto  estar hasta la madre estar bajo los ejectos de alguna droga vid estar pachequísimo  ¡tu madre! ≈ chinga tu madre

madre: cosa {¿y esta madre qués? → ¿y esto qué es? }  valer madres no importar {te vale madres! → ¡no te importa!, ¡no es tu asunto!} ; echarse a perder, frustrarse un plan {ya valió madres → ya se frustró el asunto, ≈ ya valió verga ni madres en absoluto, para nada, nada de nada {no entendí ni madres → no entendí nada}  ¡ni madres! ¡de ninguna manera! ¡ni muerto!  me cae de madres estoy seguro  romper o partir la madre dar una golpiza letal  ¡qué poca madre! ¡qué traicionero!, ¡ese sujeto no tiene moral!

madreado: golpeado

madrear: golpear, dar una golpiza

madrina: = madriza

madriza: golpiza

malcogida: persona con mala actitud por tener sexo insatisfactorio {pincha vieja malcogida }

malinchista: mexicano que prefiere lo extranjero a lo nacional

mamada: sexo oral  hacer una mamada ≈ hacer una chingaderahacer una pendejada  ≈ chingadera, pendejada

mamado: persona musculosa {me voya poner bien mamado → voy a tener mucho músculo}

mamar: mamar [verga] hacer sexo oral  no mames ¡¿en serio?! (exclamación de sorpresa); ≈ no seas mamón  no seas mamón no me causa ninguna gracia; no exageres  ¡no mames! (exclamación de sorpresa, miedo o desesperación) {es que no mames güey, no mames}

mamey: = mamado

mamila: = mamón

mamón: soberbio, pedante, ≈ fresa  que dice o hace estupideces sin gracia  que es muy delicado para el trato

mango: dss hombre muy sexy

mano: (dpr) amigo

mano: [de hermanodss amigo

manuela: masturbación {manuela, consuelo y soledad → la masturbación}

maría: humilde vendedora indígena ambulante, que vende productos muy baratos

maría: mujer indígena que vende a pie o en un puestecito de mercado fruta o mercancía pequeña

mastuerzo: mariguana

matado: nerd

mayate: varón homosexual afeminado

mecos: mocos  semen

mejor: a lo mejor o a la mejor tal vez, quizá

merced: la merced mercado central de alimentos, dulces y frutas. También hay una estación de metro.

mero: mismo el mero mero ~ el mismísimo ~  ese es mi mero mole esa es precisamente mi especialidad

meter: ≈ coger { yo sí se la meto ≈ yo sí me la cojo}

mezcalito: la bebida alcohólica legal más barata de la ciudad. A pesar del nombre, la mayor parte del alcohol es de caña

micro: = microbús

miembro: pene

mierda: excremento  ¡mierda! ¡diablos!  ser mierda (una persona) ser mala persona, ≈ culero

mitote: baile ≈ desmadre

mole: sangre

momiza: arcaico la gente mayor y anticuada de los sesentas

mona: trapo empapado en solvente que los drogradictos sin dinero aspiran

morida: soborno, especialmente a la policía

mota: marihuana

motivosa: mota

muppets: [mópets] caballito de tequila con refresco que se toma de un solo golpe tras golpear el recipiente con la mesa

naco: (cosa) que es de mal gusto  (persona) inculto, ignorante, incivilizado, ≈ indio (x)

nada: nada más que de… sólamente que…

nadie: no ser nadie ser poca cosa; -¿quién anda ahí? -No es nadie señor, soy yo

nailon: nalga

nalga: ser nalga de alguien ser la pareja sexual pasajera de alguien

nalgasprontas: mujer u hombre homosexual que siempre dice que sí a las propuestas sexuales de cualquiera

nave: automóvil

negra: la negra [de los pechos caídos] pene

nel: no  nel pastel dss no

ñero: vulgar, de mal gusto, ≈ naco

neta: la neta la verdad

neto: en serio {¿neto güey? → ¿en serio?}

ni: ni que fuera qué no es como tú crees

ñoño: estudioso, matado

ñor: señor  ñora señora

ojete: traicionero, mal amigo  mala persona ≈ culero

okupa: ocupante de un sitio tomado a partir de una huelga

onda: dss moda  captar o agarrar la onda dss entender  ¿qué onda? ¿qué hay?

ora: (dis) ahora {ora sí → ahora sí}  hoy

órale: sí  órale… no me digas…  ¡órale órale! ¡¿qué te pasa?!; ¡cuidado!; ≈ ¡ándale!

oso: ridículo  hacer un oso hacer un ridículo  ¡qué oso! ¡qué verguenza!

pacheco: (s) drogadicto  estar pacheco estar bajo los ejectos de alguna droga {¡güey!, ¡estás pachequísimo!}

pachó: = pasó

padre: dss (muy arcaico) ≈ chido {¡qué padre! dss ≈ ¡qué chido!}

paisa: = paisano

paisano: persona nacida en la provincia mexicana  (x) (persona o cosa) rural, tosco, incivilizado

pambolero: futbolista callejero y de parques

panalito: mezcal envasado en una botella con forma de barril, envuelto en una malla de plástico de rombos

pandro: = pandroso

pandroso: (persona) que no tiene demasiado cuidado en su aseo personal, por irrelevancia o por descuido

panzona: dejar panzona dejar embarazada

papaya: vagina

pasón: sobredosis de droga

pastito: = mota

pata: dss pierna  pie

pata: (inc) pie {baja las patas del sillón → no subas los pies al sofá}  oler a patas → (inc) oler a sudor de pie  meter la pata cometer un error fatal {metida de pata}

payaso: dss ≈ mamón  no seas payaso dss ≈ no seas mamón

payoya: bono de dinero que se da secretamente para obteber un mejor servicio

pesero: = microbús

pedo: problema, dificultad {cuéntame tus pedos → háblame de tus problemas} {no hay pedo → no hay problema}  tener o traer pedos tener problemas, pasar por dificultades {ese güey tiene pedos en su casa → tiene problemas familiares}  ¿qué pedo?¿qué sucede?, ≈ ¿qué onda?¿qué tranza?  mal pedo de mala manera  ¡qué mal pedo! ¡qué mala suerte!  buen pedo genial, ≈ chido {ese güey es buen pedo → es una buena persona }  estar o andar pedo estar borracho

pegue: tener pegue tener muchos pretendientes

peladez: grosería

pelado: dss grosero  (persona) que habla muy coloquialmente

pelar: me la pela [la verga] él no es nada comparado conmigo  hacer caso, poner atención {¡pélame güey! → ¡hazme caso!}  corresponder un amor {esa vieja no me pela → esa muchacha no me corresponde }

pelón: pene { el pelón con suelas }

pelos: de pelos dss genial  ¡pelos! ¡pelos! exclamación para pedir un desnudo

pendejada: estupidez, idiotez {no digas pendejadas → no digas estupideces}

pendejete: = pendejo

pendejo: tonto {¡qué pendejo! → ¡qué tonto!}  perdedor, pobre diablo {ese güey es un pendejo → ese sujeto es un pobre diablo}  hacerse pendejo hacerse el desentendido, fingir no saber algo {no te hagas el pendejo → no trates de engañarme}  hacer pendejo a ~ timar, engañar, burlar a ~ {te hicieron pendejo → te timaron}  ver la cara de [tu] pendejo ≈ hacer pendejo a ~  ¡estás pero si bien pendejo! ¡eres un iluso!, ¡hasta crees que~!  como pendejo como un idiota {me dejaste esperando ahí como pendejo}

pericazo: aspiración de cocaína

perrada: (x) gente humilde en conjunto

perro: difícil {estuvo bien perro → fue muy difícil}

petatearse: dss fallecer, morir

pex: [peks] ≈ pedo

picudo: dss de buena calidad, ≈ chido

pilín: dss = verga  mamar pilín ≈ valer verga

pinche: (se antepone a todos los sustantivos a los que se les puede tener desprecio) ≈ puto (puto es más usado)  miserable

pingo: (persona) dss travieso

pito: pene  estar hasta el pito estar muy borracho; estar harto; llenarse de gente

pitofácil: varón que siempre dice que sí a las propuestas sexuales de cualquiera

pitofácil: varón que siempre dice que sí a las propuestas sexuales

pitufo: pene

poblano: nacido en Puebla

poli: = IPN  dss policía

ponketo: muchacho que sigue la moda del punk: lleva peinados muy estilizados y extravagantes, accesorios de ataque como cadenas y pulseras de picos, tiene actitud agresiva y seria, escucha música estridente y se muestra desganado y enfermo

pos: (inc) vid pues

pouser: (poser) persona que guarda cuidado en mostrarse interesante para los demás

prepa: una de las 2 modalidade de bachillerato UNAM, con 9 planteles, vid CCH  cualquier bachillerato

pues: enonces {¿cuál es el problema, pues? → ¿cuál es el problema enontes?}  por supuesto que {pues yo → por supuesto que yo}

pulcata: pulquería

puma: mascota de la UNAM vid

pumita: transporte gratuito de CU vid

puñal: = puto

putazo: golpe rudo ≈ madrazo

putero: haber un putero haber muchos, ≈ haber un chingo  dss lugar lleno de putas

putiza: golpiza, = madriza

puto: maricón (homosexual varón) {pinche puto → ¡maldito marica!}  cobarde {¡andale! ¡no seas puto! → ¡vamos! ¡no seas cobarde!}  adjetivo muletilla {no tengo ni puta idea de por qué → no tengo la más minima idea del porqué} {¿no que no puto? ≈ ¿no que no?}

quemar: quemar mota fumar marihuana

rábano: comunista o revolucionario aparente, rojo por fuera, blanco por dentro

rajarse: acobardarse a último momento

rasta: mechón de pelo enredado y solidificado, al estilo negro. Es símbolo jamaiquino {es el negrito de rastas}

rata: ≈ ratero

ratero: ladrón

raza: (nrt) gente

re-: muy {ese güey es reputo → ese sujeto es muy homosexual}, = rete-

reata: = riata

recorrido: con demasiada experiencia en encuentros sexuales

recorrido: que ya tiene mucha experiencia sexual

regio: (persona) que nació en el norte de México

retozar: tener sexo

riata: pene  pura riata nada de nada

rojillo: comunista  revolucionario

rola: canción

rollo: ≈ onda, tranza {qué rollo → qué tranzaqué onda es otro rollo es un asunto diferente

ruco: anciano {estaba ruca la ñora → era una señora ya mayor}

secu: dss secundaria

señorita: ser todavía una señorita ser virgen todavía

simón: si

soplar: ¡soplas! ≈ me la mamas

suave: dss =padre, ≈ chido

tabacos: cigarros

talonear: pedir pequeñas cantidades de dinero a varios desconocidos  prostituirse

tamal: tamal mal amarrado persona obesa que usa ropa muy ajustada

tambo: cárcel

tanate: testículo

Tec: Tecnológico de Monterrey (universidad privada)

teclas: senos

tella: botella (de licor)

tetona: mujer con grandes senos

tianguis: mercado popular de alimentos

tiradero: desorden ustedes perdonarán el tiradero disculpen el desorden

traer: ¿qué traes? ¿qué quieres de mí?

transa: fraude  defraudador de dinero {es bien transa → es un defraudador de dinero}

tranza: ¿qué tranza (exp) ¿qué pasó?, ≈ ¿qué onda?¿qué pedo?  dss estafa

tren: tres fumadas de tabaco o mota

trompa: labios  a ver, pare la trompita pon los labios en posición de beso

tubo: tubo de las mesas de table dance

tuinki: pene

UNAM: Universidad Nacional Autónoma de México, la universidad más importante del país

¡va!: (exp) está bien, estoy de acuerdo

valedor: amigo

valer: valer madres o valer verga o pito echarse a perder, frustrarse un asunto

varo: dinero  1 peso mexicano {namás traigo diez varos → solamente tengo diez pesos }

vato: sujeto, ≈ güey  pinche vato mamón ¡maldito sujeto sin gracia!

ver: tener que ver estar relacionado

verde: = verga  estar verde ser inexperto

verga: pene  valer verga ≈ valer madres

vestida: hombre travesti

viaje: visiones provocadas por alguna droga  quedarse en el viaje morir de sobredosis

vieja: muchacha  mujer {había pura vieja → solamente había mujeres }  novia {mi vieja no me pela → mi novia no me hace caso}  dss madre

viene-viene: = franelero

vinata: vinatería

violín: dar violín violar

vivido: (persona) precoz, que ha pasado por muchas aventuras y desgracias en su vida

volar: de volada rápidamente ≈ de volón pin pón dss

wey: vid güey

ya: ya fue ya pasó, ya sucedió  ya la hizo; ya la hicimos ya se liberó de las penas, ya nos liberamos de las penas

yarda: recipiente largoy ancho para la cerveza

zocalero: persona que baila danzas prehispánicas en el zócalo = conchero

zope: tonto {¡zope! → ¡tont0!}  axila

zotaco: (persona) de baja estatura