Ardilla malacopa

Hace varias semanas escribí la letra de una canción para que alguien le pusiera música y entrara a un concurso de trovadores. Al final no se hizo, y yo quedé enseñando mis más íntimas perversiones. Hoy me acordé de ella porque alguien me dijo que la última vez fue de verdad la última.

El ardilla

(y ahora qué)

Es triste darse cuenta

que la última vez

fue de verdad la última

y uno sigue trabado

usas en mí tu psicología del daño

ataques, celos meditados,

depresiones, falsas alarmas,

humillaciones públicas, desencantos

-Estribillo-

¿y ahora qué hago?

con esta pena

(ya dolor, o ya vergüenza)

de no haber sabido aprovechar

No quiero morirme así

con este deseo ahogado

tu no piensas cooperar

me quieres obsesionado

La esperanza es arrimada

Ya tiene rato que apesta

Yace muerta y exhumada

Por el corazón abierta

-estribillo-

Ya dame el tiro de gracia

Apacigua al desauhciado

Dile que no para siempre

al abyecto resignado

Venga el tequila y el mezcal

Los quiero volver lágrimas

Que mis amigos destilan

En recuerdos de soledad

-estribillo-

Es que soy muy poca cosa

Eras tú la plusvalía

Del ingenuo pobre diablo

Que no te supo valorar

Estudiar mucho y hacer contactos

Hoy unos tres amigos me llevaron a la Fundación Japón de México, a consultar la bilbioteca. Creo que nuestro más grande sueño es ir a Japón. Pero la cosa está difícil: hay mucha competencia.

Ellos han peleado mucho por alcanzar su sueño. Los métodos que han estado aplicando son, creo, aplicables a cualquier otra cosa en la que uno quiera destacar:

  • Estudiar mucho mucho .
  • Hacer contactos .
  • Iniciar proyectos (un amigo empezó un boletín de traducciones).
  • Sacar al menos un diploma por semestre.
  • Actuar con pasión.
  • Perrear toda oportunidad, así desbanques a algún amigo.
  • No tener miedo ni pena de rogar, humillarse, y halagar a quien se necesite.
  • Ser simpático y amable con todos.

Son actos muy patéticos y perros. Sobre todo eso de hacer contactos, se me hace muy convenenciero. Creo que a eso se refiere lo de “El fin justifica los medios”.

Los triste es que ya lo empecé a hacer: hoy inicio mi libreta de contactos, por eso de la mala memoria.

Kitchen, de Banana Yoshimoto

Creo que es una novela para mujeres. Para mujeres que han perdido un pariente y les gusta la cocina. No sé porqué me gustó tanto. Me hubiera encantado leerla en japonés. Es más, traducirla. En fin.

Maravillas sin modestia

Hoy me alagaron mucho.

  • En la clase de japonés canté una canción de cuna en náhuatl: ma cochi, chochi, noxocoyo. [Canto horrible, los hombres no cantamos canciones de cuna].
  • En clase de literatura prehispánica, el maestro dijo que me llamaría Alejandrotzin, donde el -tzin es un reverencial. Presumí que sabía leer los glifos mayas que el maestro escribió en el pizarrón. Altaneramente le dije a un compañero que el vasco no es pariente del español.
  • En messenger, le presenté a un amigo mi página: http://ohui.net/ . Le sacó de onda ver tanta cosa rara

No me siento tranquilo con esto. Son un pinche fantoche de mierda .

La abducción del rey de reyes I

Lo relevante de hoy fue que un compañero confesó tener intenciones de llegarle a un amigo por el cual sigo traumado. Fingí que la idea me entusiasmaba. ¿Cómo iba a saber? La primera vez que los vi hablando casi lloro de los celos. Gracias a dios el golpe no fue muy fuerte. No puedo imaginármelos besándose. Al final le agradecí la confesión. No sabía que entre él y yo hubo algo. Qué se le puede hacer…

El primero, ni el último, ni el único

Creo que hay que partirse en dos. Soy webmaster de http://ohui.net, es un placer. Me llamo Alejandro pero soy mejor conocido como Netza, Anetza o Nezi. Soy la verdadera identidad de Piltrafomán, un triste estudiante de Letras Hispánicas en la UNAM.

Ya tiene un rato que quiero un lugar dónde escribir cosas de este tipo. No lo he hecho en ohui porque siento que ahí deberían ir cosas más profesionales. Ja. En fin.

Es un placer conocerte.