Capítulo LXXIII – Amanecer con Netza, no, no, no

En este episodio el Netza amanece con Paul. Ven juntos un rato televisión, luego el Netza duerme mientras Paul lee el libro que compró el día anterior. En el libro también hay una escena de un hotel en la mañana con pájaros cantando afuera.

>> El Netza obtiene un nuevo mote: Onanidro, el inmoral

Capítulo LXXII – Lo más bello y lo más triste

En este episodio el Netza se cita con Paul en la Gandhi, donde Paul compra Lo bello y lo tiste (la novela que Netza le recomendó sin haberla leído), de Kawabata. Luego van a la sala Nezahualcóyotl y después a la Condesa, donde charlan sobre el amor como el motor del mundo. Ya pedos vagan toda la madrugada buscando un hotel de paso. El Netza se pone muy feliz de poder abrazar a Paul largamente.

>> El Netza obtiene un fetiche: la pulsera de Paul

Capítulo LI – Lo triste y lo bello

En este episodio el Netza sigue con diarrea, aún así acepta la invitación del loco Paul de ir a un concierto de música clásica en la sala Nezahualcóyotl. Escuchan a un violonchelista búlgaro interpretar a Schubert, el Netza se pone triste de ver como algo tan bello puede no significar nada para él. De regreso, ven la luna gigante como colgada del cielo en Reforma.

Capítulo XLVIII – El hielo

En este capítulo el Netza va a patinar al zócalo con Memo. Hacen una fila de cuatro horas donde charlan sobre ñoñerías, luego van a comer al Mumedi, donde encuentran a Ilán, que luego trata de traducir el epígrafe de A portrait. A las seis y media encienden las luces de los edificios y entran a la pista. El Netza no sabe patinar y se cae mucho, Memo lo cuida y baila. De regreso, en lo obscuro de la Alameda, el Netza le dice que fue como cuando el coronel Aureliano Buendía conoció el hielo.

  • El Netza pierde el anillo de laca

Capítulo XXXI – Los límites

En este episodio el Netza le devuelve lo que olvidó David el sábado pasado y desayunan con un pozole. Luego de dar una clase a un alumno nuevo, el Netza va a casa de Edgar a tomar viña. Edgar le muestra al Netza sus dibujos y el Netza a Edgar sus páginas, concluyendo que el objetivo de ambos es alcanzar los límites infinitos de la creación y el sentimiento. Charlan un poco con Capullo y acaban en estado edílico. El Netza le pregunta a Edgar qué es lo que uno debe hacer cuando le piden a uno algo que no puede dar, y de la frustración llora.

“Then I see you standing there, wanting more from me, and all I can do is try”
Try, Nelly Furtado

  • El Netza pierde el collar con anillos de David
  • El Netza pierde las llaves de David
  • El Netza pierde la cartera de David

Capítulo VI – La broma más cruel de Dios

En este episodio el Netza se pode peno con el vino de la reunión del cumpleaños de su tía, porque extraña mucho a Daniel y ya se le acabó el dinero y el chupe de la casa. Luis lo invita a una reunión por su cumpleaños. El Netza encuentra todavía más chupe, y acaba filosofando con los amigos de Luis sobre la broma más cruel de Dios: haber creado al hombre incompleto, siempre necesitado de alguien más que lo complemente. Recibe una llamada de Daniel, y el Netza, ya cruzado, le dice cosas muy ardillas. Daniel queda muy lastimado.

Capítulo VI – Uninvited

En este capítulo el Netza se pone a tomar solo porque Daniel lo desinvitó a la fiesta de Yaneli. En Netza se siente más solo que nunca y lo llama. Charlan durante una hora y Daniel le da otra oportunidad. A cambio el Netza le promete no volverle a decir palabras ofensivas, no reclamarle nunca nada y que no le dirá qué hacer o no hacer.

Capítulo LII – El todo y el nada

Cam000639.jpgEn este capítulo el Netza está pedo en la fiesta de cumpleaños de Leo. Se pone muy celoso de que Leo tenga una pareja tan chida, y que lleven unos meses viviendo juntos. El Netza le manda un mensaje a su novio donde le dice que él es todo lo que tiene. Todo. El Netza duerme al lado de la feliz pareja.

Capítulo XXXIII – Anétzenme

20069.jpgLo ti caw li Netza war kun li ma. Li Netza ju pen ga, e ba pa li Linar pa pe yus. Li wa ju lo na si nisata, aw na ju ne po. Ten ju ba pa pe yus a li Sir ke li jus. Me li yaws da li awskar.

Capítulo XXXII – Las maneras

miguel.jpgEn este episodio el Netza se ve con Miguel, y van a tomar un café al centro de Tlalpan. Él le cuenta que lo aceptaron en el doctorado. El Netza saca una de las plumas de colores con aroma que compró el jueves con Ileana y Marianita en el centro, y se empieza a escribir en la piel. Miguel dice que el Netza es muy grosero con él, y se disculpa por sus rudas maneras. Miguel se va enojado, y aunque charlan luego un par de veces, nunca se vuelven a ver.