¡RAE maligna! ¿Por qué asesinaste a mis acentos?

Existe gente que es muy “espantada” de los cambios (incluso cuando el cambio es para bien, como todos los detractores del horario de verano). En las redes sociales hay quienes por las recientes modificaciones a la ortografía española según la RAE, se ponen como si le hubieran cambiado el nombre a su país. Que nos cambien un poco las reglas saca al paranoico que todos llevamos dentro.

Un “argumento” muy común de los temerosos a los cambios es proyectar esos cambios a absurdos ridículos. Dicen que, por ejemplo, si le quitamos el acento a “sólo”, luego van a quitar todos los acentos, luego todas las haches, luego todos vamos a escribir como emos analfabetas del metroflog y finalmente se nos va a olvidar escribir y al final nos volveremos cazadores seminómadas. Hazme el chingado favor. Algo similar decían los detractores del matrimonio gay: si dejamos que dos hombres se casen, luego van a poder casarse… ¡entre familiares! ¡Y luego con animales! ¡¡¡Y luego la poligamia y la sociedad se va a terminar y Cthulhu despertará de su sueño y nos matará a todos!!! Pero en realidad solo es fatalismo absurdo e ingenuo.

Por esto hago hincapié en 2 puntos:

1. La RAE no obliga a nadie a usar las nuevas reglas. Nadie va a multarte ni a meterte a la cárcel ni a matar a tu familia por decir “i griega” en vez de “ye”. De hecho, por lo general, nos pasamos a la RAE por el arco del triunfo.

2. Las reglas que se cambiaron fueron mínimas (y algunas hasta opcionales). En italiano quitaron la H muda hace mucho y nadie se murió, ni Dante Alighieri salió de su tumba como zombi para regañarnos y comerse nuestro cerebros (sólo se usa en el verbo avere). En contraste, cuando Gabriel García Márquez sugirió tímidamente algo similar, todos se le fueron al cuello.

Es realmente triste que unos nuevos estándares de ortografía (que de hecho son para mejor) nos indignen más que los 30 mil muertos en la lucha contra el narco, o que el 30% de nuestro país viva en pobreza. El que nos sentamos heridos por algo tan trivial como esto nos indica más bien nuestro nivel de mojigatería, lo cual es particularmente preocupante en chavos, que se supone deberían ser más abiertos con los cambios para bien.



Poemas japoneses traducidos por mí

 

20070722_1

Llevo envuelto en los brazos
A un niño llorón
Le vierto agua caliente,
jirafas y elefantes
están viendo a mi asura.

Sin métrica

『燃える』   吉増 剛造

黄金の太刀が太陽を直視する
ああ
恒星面を通過する梨の花!

風吹く
アジアの一地帯
魂は車輪となって、雲の上を走っている

ぼくの意志
それは盲ることだ
太陽とリンゴになることだ
似ることじゃない
乳房に、太陽に、リンゴに、紙に、ペンに、
インクに、夢に! なることだ
凄い韻律になればいいのさ

今夜、きみ
スポーツ・カーに乗って
流星を正面から
顔に刺青できるか、きみは!

Arde (Yoshimasu Gôzô)

Una espada dorada fija la vista al sol
Aaah…
¡Una flor de peral pasa por el rostro de una estrella fija!

El viento sopla
en dada zona asiática
y cuando el espíritu se vuelve rueda, corre por encima de las nubes

Lo aspiro
aspiro ser ciego
a volverme manzana y sol
sin parecérmeles
¡Volverme teta, sol, manzana! ¡papel, pluma y tinta! ¡volverme sueño!
Sería tan bueno volverme una tremenda métrica…

Pero esta noche tú
te subes a un coche deportivo
y desde la misma frente por una estrella fugaz.
¿Podrías tatuártela en la frente?


Poema japonés

Arde

Una espada dorada fija la vista al sol
Aaah…
¡Una flor de peral pasa por el rostro de una estrella fija!

El viento sopla
en dada zona asiática
y cuando el espíritu se vuelve rueda, corre por encima de las nubes

Lo aspiro
aspiro ser ciego
a volverme manzana y sol
sin parecérmeles
¡Volverme teta, sol, manzana! ¡papel, pluma y tinta! ¡volverme sueño!
Sería tan bueno volverme una tremenda métrica…

Pero esta noche tú
te subes a un coche deportivo
y desde la misma frente por una estrella fugaz.
¿Podrías tatuártela en la frente?

– Yoshimasu Goozoo
(la traducción es mía)