Canciones a mi novio

Por todo el tiempo que pasé (2008)

La noche empieza a caer
Y me pongo un poco inquieto
Porque hoy vas a venir

Si uno dentro del otro
Nos decimos un te quiero
Se me vuelve eterno el tiempo

Por todo el tiempo que pasé
Soñando despierto este momento
Mi corazón ya tiene dueño
Un amigo y compañero

Si te dijera que moría
Por volver a envolver
Tus tibias manitas
De nuevo en las mías

Por todo el tiempo que pasé
Soñando despierto este momento
Con la fuerza de mil soles
Y la luz del universo

Por todo lo que te lloré
Sufriendo este sentimiento
De saber que estás con otros
Cuando soy yo quien te quiero

Versos para David (a modo de canción popular) (2011)

(Cántese con melodía entre Serenata Huasteca y La maldita primavera pero con voz de Amanda Miguel)

quiéreme aunque sea un poquito
qué no ves? lo necesito
estos días de estar solito
duelen a mi corazón

escribí un “te extraño” en la arena
esperando te gustase
o de menos recordaras
que yo siempre pienso en ti

Ya quiero que sea domingo
para verte otra vez
y tomarte entre mis brazos
y jamás dejarte ir

un lobito andaba suelto
hoy por toda la ciudad
dice que no tiene dueño
le gusta la libertad

Ay malditas soledades
a todos nos dan igual
a mí me agarraron triste
y a ti con alguien más

No es que tu amor sea ingrato,
yo también soy un cabrón,
solo que en la chilladera
yo soy el más jotolón

Los novios pobres

Cada fin de semana después de las doce de la tarde podríamos vernos para salir y estar juntos hasta antes de las nueve, si era quincena podríamos ir al cine o a la cineteca que es más barata y nos hace descuento del 50% por ser estudiantes. Ella no trabaja pero como si lo estuviera porque solo tiene los fines de semana libres. Está en el colegio militar, y a veces le toca guardia y pasan hasta 14 días, casi medio mes, sin verla.

Los mensajes del celular nos cuestan un peso, y como no es mucho podemos hasta darnos el lujo de pelear (y de gritarnos, y reprocharnos) via tecladitazos. Pero yo soy un estudihambre de letras, y todas estas cifras, los días, las horas, los precios, los trimestres y las calificaciones me dan igual. Sólo sé que tú y yo somos 2 y que nosotros menos tú es igual a yo negativo. O algo así. Que me gustaría salir con otra pareja más para decirles que dos más dos es lo mismo que dos por dos, y que a ver quíen se anima a ser nuestro quinto malo.

Salimos a Coyoacán porque te queda cerca y a mí me recuerda la prepa y cuando nos conocimos. Apenas me alcanza para invitarte un café en vasito de unicel y quizá unos churros para los dos. Intentaremos matar alguna hora paseándonos por la librería, y tú me sigues tímida preguntándote por qué no te tomo de la mano. Hasta los vendedores saben que algo pasa. Ese par juega a un nuevo autismo.