Jaime Duende en Alcohólicos Anónimos

La Chela Nuestra

Santa cerveza que estas en el hielo
Tan refrescante suena tu nombre
Venga a mi vaso tu cuerpo,
Hágase tu presencia así en la yarda como en el tarro
Danos hoy nuestra caminera de cada día,
Y perdona nuestros mezclaits,
Así como también nosotros perdonamos a la chela sin alcohol
No nos dejes caer en la cruda y líbranos de doble A
¡Salud!