Capítulo XXX – Niños salvajes

IMAG00190.jpgEn este episodio el Netza discute con Ileana sobre los niños que abandonan de bebés y crecen solos como changos. El Netza investiga y se da cuenta que el límite de edad para aprender a hablar es de 12 años. El Netza recuerda su infancia, y se ve a sí mismo como un niño de azotea que jugaba a chapotear en los lavaderos y en los charcos de las coladeras.

Capítulo XXVIII – Repulsio

En este episodio el Netza charla con Omar, quien le interroga por el nombre del capítulo de hoy. El Netza le dice que es una bonita palabra, y Omar le responde que también lo son “represión” y “revolución”. Luego el Netza le cuenta que el capítulo se llama así por el rechazo que siente de la gente, y de su dolor por no tener amigos. 

Capítulo XXVII – Kathaleusa

En este episodio el Netza va a su primera clase de griego. Está muy entusiasmado: su plan es ir a griego de ocho a diez, y luego ir corriendo a la ENAH para estudiar Lingüística y luego ir corriendo a la facultad de Filosofía y letras para estudiar Letras Hsipánicas y ser un niño estudioso y feliz. Ese día conoce que el griego kathaleusa es el griego moderno que trata de imitar el griego clásico, cuando todo mundo habla el griego popular, el demotikí.

Capítulo XXV – El buscador

Cam000182.JPGEn este episodio el Netza se cita con Israel para que vea que los resultados de la Elisa salieron negativos. El Netza le dice que nunca tuvo de qué preocuparse, pues ni siquiera tuvieron sexo en forma. Israel le dice que quizá un noviazgo no era tan descabellado, y le cuenta de sus poderes telequinéticos y de su infancia tormentosa. Se despiden, nunca más se vuelven a ver.

Capítulo XXIV – Lúcido-Lúdico

Cam000178.JPGEn este capítulo el Netza va a la casa de Diego, donde el Netza encuentra la misma colcha y el mismo poster de The Legend of Zelda: Ocarina of Time que Manuel tiene en su cuarto. Diego le muestra sus RPG, y le muestra el final de Baten Kaitos. Ambos tratan de desentrañar su simbología (Netza reconoce ciertos elementos mexicanos), pero no logran atinar el significado del título. Diego se desilusiona del Netza al verlo cerca y con luz, y de despedida le regala una pulsera. El Netza se entristece.

>> ¡El Netza obtiene un fetiche! – “La pulsera rosa de Diego”

Capítulo XXIII – Castigo divino

En este episodio el Netza va temprano a la clínica con su padre para hacerse la prueba del SIDA. El Netza no tiene la fortaleza de ver su propia sangre. Ambos van a desayunar juntos, y el padre de Netza le dice que si el resultado sale positivo será un castigo de Dios a los sodomitas, y el Netza le pregunta que entonces qué castigaban la malaria, la gripe aviar, la viruela y la peste negra. Cuando el Netza va a recoger el resultado, la bolita de paja corta la electricidad de la clínica y el laboratorio no puede imprimir los resultados, que salieron negativos.

Capítulo XXI – Asura

En este episodio el Netza entra a clases en la facultad. Le cuesta ver a sus compañeros de generación, que están en niveles superiores y se ven muy cambiados. Le pesa sentir nostalgia al encontrarse con ellos, sobre todo al ver a Gabriel y a Mauricio, de lejos.

En la noche charla con el Gino. Charlan sobre una traducción del Netza, La flor de la masacre, y la ley de la causa y el efecto.