No es nadie, señor, soy yo

.!.

Esta frase aparece en El laberinto de la soledad de Octavio Paz:

Recuerdo que una tarde, como oyera un leve ruido en el cuarto vecino al mío, pregunté en voz alta: “¿Quién anda por ahí?” Y la voz de una criada recién llegada de su pueblo contestó: “No es nadie, señor, soy yo”.


> ¡Enlace!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *