Mi vida sin brozo

Ayer vi cómo Brozo se quitó la peluca verde y con voz llorosa finalizó su El Mañanero y lamentó el fallecimiento de su esposa.

No sé qué va a ser de mi ahora. Una amiga me recomendó que menospreciara el programa para no extrañarlo tanto, otro me encendió la esperanza de que un día regresará. Una sola muerte puede cambiarnos a todos. El fin y todo eso hace al planeta un mísero valle de lágrimas.

Un comentario sobre “Mi vida sin brozo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *