con un maestro así, sin playera y tan dolĉega