Inútil para eso (y para todo lo demás)

Reprobé todas las materias del semestre. Hoy pude haber entregado un trabajo que ni siquiera me molesté en comenzar para pasar una única materia. Una por una como las hojas de un block fuir reprobando todas las materias. Junto con estos folios se me fueron buenos amigos y otros que me quedé sin conocer. La amistad se desgastó y dejé de ser alguien de confianza. Llegué a ser el perdedor que no tuvo las suficientes ganas de luchar, que se dejó llevar por la corriente mientras todos los demás se desvivían por llegar a la fuente, la meta. Yo no soy como ellos, no me necesitan. Pero yo a ellos sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *