Capítulo IV – Los pecados expiadores

En este capítulo el Netza charla con Illeana sobre su fobia al incesto con sus hermanas; Illeana deduce que su homosexualidad fue una forma de canalizarla, el Netza lo reconoce. Illeana deduce también que la promiscuidad del Netza se debe a una forma de castigo a sus sentimientos culpables: un círculo vicioso donde paga un pecado con otro pecado.

En la noche el Netza lee un blog de una tipa escatológica, con una foto de su zurrada. El Netza recuerda lo cagoteado que lo dejó el señor de 52 del sábado anterior, y le muestra un escrito donde El Netza sueña que juega con la mierda de un chino con el que incesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *