Amara ĝojo

Ayer hubo peda en la casa de un amigo. Festejamos dos cumpleaños. Me puse tan pedo que hasta lloré con una amiga. Es la primera vez que lo hago con alguien de la facultad. Lloré porque un amigo de un amigo que todavía quiero mucho lo estaba abrazando muy tiernamente. He decidido no intervenir en sus nuevas relaciones. Eso está bien, creo. Quiero que se consiga otro aunque para mí sea muy triste. En fin. Cumplió 19 hace apenas 2 días. Un sujeto que conoció en la biblioteca le regaló un CD. Quiero decir que me siento muy feliz por él, aunque en cierto modo es una alegría amarga.

La conclusión del mes ha sido, definitivamente, esta:

Quien ames nunca te va a amar,
y nunca vas a amar a quien te ama

Es como ley de Murphy. Esas leyes pueden ser muy ciertas, pero para eso sabemos pelear, ¿no? Y no lo digo por ese valedor innombrable, lo digo en general. Así que:

¡Niños perdidos!
¡BATALLAAAAA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *