Maravillas sin modestia

Hoy me alagaron mucho.

  • En la clase de japonés canté una canción de cuna en náhuatl: ma cochi, chochi, noxocoyo. [Canto horrible, los hombres no cantamos canciones de cuna].
  • En clase de literatura prehispánica, el maestro dijo que me llamaría Alejandrotzin, donde el -tzin es un reverencial. Presumí que sabía leer los glifos mayas que el maestro escribió en el pizarrón. Altaneramente le dije a un compañero que el vasco no es pariente del español.
  • En messenger, le presenté a un amigo mi página: http://ohui.net/ . Le sacó de onda ver tanta cosa rara

No me siento tranquilo con esto. Son un pinche fantoche de mierda .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *