Instituto Nacional de Lenguas Indígenas INALI – Relato Yaqui

Un día Dios creó al Sol
pero le dio tanto poder y belleza que el Sol
lleno de soberbia, decepcionado con su actitud a su Creador
Dios decidió controlarlo, siendo su Creador
podía desaparecerlo, pero mejor creó a la Luna
Una vez creada la Luna,
le dijo que ella enamorara y controlara al Sol
Ella le pidió que la luz del Sol se reflejara en ella
para poder impresionarlo con su belleza
Dios se lo concedió
Por último le pidió que creara
el firmamento para que como un bello manto
brillara en las noches
y así poder enamorar al Sol

Por eso cada noche la Luna acude a su cita con el Sol
él se hace a un lado para darle paso a su amada
y seguir eternamente enamorados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *