2 comentarios sobre “Las aventuras de Piltrafomán (I)”

  1. Llevo un rato navegando entre tus blogs. A medida que más te leo, me vas resultando más y más atractivo. Sólo me pregunto por qué es que eres tan duro contigo y cuál es el origen de esa mirada tan triste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *