A limón y a melón

Cristina: Oye, ¿cuántas horas pasas aquí haciendo nieve?
Niña: Cinco.
Cristina: ¿Te cansas?
Niña: No.
Cristina: ¿Te gusta hacer nieve?
Niña: Sí.
Cristina: ¿De cuántos sabores sabes hacer la nieve?
Niña: A limón y a melón.
Cristina: ¿De limón y de melón? ¿Y cuál es la que más te gusta?
Niña: A limón.
Cristina: ¿Por qué te gusta el limón?
Niña: Porque sabe rico.
Cristina: ¿Y no es así, muy agrio?
Niña: No.
Cristina: ¿No? Aparte del limón y del melón, ¿cuál es el otro sabor que a ti te gusta?
Niña: A melón y a limón.
Cristina: Oye, ¿y todos los domingos trabajas?
Niña: Sí.
Cristina: ¿Y los sábados también? ¿Y lunes?
Niña: Sí, también.
Cristina: ¿Y el martes?
Niña: También.
Cristina: ¿Y el miércoles?
Niña: (Muy quedito) Todos los… todos los días…
Cristina: Todos los días. ¿Y cuándo descansas?
Niña: (silencio) Cuándo…
Cristina: No descansas nunca…
Niña: No.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *