Esta guía la escribo porque siempre me preguntan cómo le hago para que el cabello me quede así. Todo lo hago yo solo desde mi casa y con productos fáciles de conseguir. El truco para que quede bien es muy simple: debes decolorar tu cabello. Si aplicas un tono rojo sin decolorarte el cabello quedará demasiado obscuro y no lucirá.

Previsiones

1. No te bañes el día de la decoloración. Si te bañas tu cuero cabelludo queda más sensible al decolorante y al tinte, y es más probable que te pique o te irrite.
2. Tu cabello debe estar limpio, no debe tener rastros de gel, espray ni cera. También debe estar seco. Si tienes henna no debes usar ningún tinte ni decolorarte.
3. Debes hacer la prueba de sensibilidad antes de aplicarte cualquier producto. Si sabes que tu piel es delicada (sobre todo si eres de tez clara) debes tener mucha precaución.

Primera parte – Decoloración

1. Consigue los productos apropiados. Para decolorar el cabello necesitas:

1) Decolorante en polvo y su crema reveladora (se pueden comprar juntos o separados)
2) Guantes (puedes usar de látex en una farmacia)
3) Un recipiente no metálico

2. Quédate en ropa interior, o bien protege tu ropa (el decolorante también la despinta).
3. Revuelve la mezcla juntando el decolorante en polvo con la crema reveladora hasta que quede cremoso con tus dedos previamente cubiertos por los guantes. Ten cuidado con la mezcla.
4. Aplica la mezcla inmediatamente (la mezcla sólo decolora el cabello después de recién mezclada). Ten cuidado en aplicarlo uniformemente (no olvides aplicarlo bien en el área entre las dos orejas).

La aplicación debe hacerse en dos pasos: primero el cuerpo del cabello y luego finalmente las raíces:

Decoloración del cuerpo

1) Aplica en el cabello unos cuantos centímetros arriba de la raíz hasta las puntas.
2) El decolorante funciona mejor cuando está caliente. Es por esto que puedes ponerte en el sol o cubrirte con una bolsa de plástico (pero este paso puede no ser necesario en tu caso)
3) El tiempo de decoloración depende de tu cabello y de tu decolorante. Si eres hombre tu cabello es más grueso y necesita más tiempo (incluso podría necesitar dos o tres aplicaciones). Si tu cabello es castaño claro y delgado, el decolorante puede destruir tu cabello en poco tiempo. Revisa tu cabello cada 15 minutos.

Decoloración de las raíces

1) Aplica un poco de mezcla en las raíces. La decoloración de raíces no se hace al mismo tiempo que la decoloración del cuerpo porque el decolorante puede ser muy doloroso, y quizá tu piel no resista todo el tiempo necesario para la decoloración y te deje quemaduras. Además, las raíces se decoloran más rápido.
2) Dependiendo de tu resistencia espera un poco de tiempo a que se decoloren tus raíces. Si no resistes lava tu cabello inmediatamente. Si el decolorante no te irrita en absoluto quizá podrías decolorar las raíces junto al cuerpo de tu cabello en tu siguiente decoloración, pero debes ser muy precavido.

5. Una vez que tu cabello haya alcanzado la decoloración deseada lava muy bien tu cabello, pero sin usar champú ni ningún otro producto.
6. Revisa que el decolorado haya sido uniforme. Si no lo es (si hay áreas de cabello obscuro), aplica un poco de mezcla en esas partes y espera a que decoloren, luego enjuaga.
7. Para aplicar un tinte posterior no necesitas que tu cabello quede blanco canoso (ni siquiera para pintarlo de rubio), basta con que quede amarillo. Sólo es importante que no queden áreas obscuras. Puedes seguir aplicando decoloraciones hasta que el cabello quede blanco si así lo deseas, pero debes recordar que cada decoloración daña el cabello, y que al final puede quedar tan desgastado que se puede romper fácilmente. La mayoría del cabello sólo aguanta dos decoloraciones, luego se deshace.

Segunda parte – Aplicación del tinte

1. Debes elegir un buen tinte. Recuerda:
1) Compra una buena marca. Los tintes L’Oreal son muy buenos, también los Garnier (yo uso el rojo 666 ‘rojo volcánico’ de Garnier).
2) Procura no usar un tinte “para cubrir canas” porque dejan el cabello más obscuro que los regulares.
3) Los tintes de fantasía (rojo, morado, rosa, verde) se decoloran muy rápido (unas 2 duchas), compra los suficientes para reaplicar, y tal vez uno obscuro por si te arrepientes o te surgeun compromiso social.
2. Aplica el tinte según las instrucciones de la caja. Para mejores resultados tu cabello debe estar seco. Si te duele el cuero cabelludo no apliques el tinte en las raíces.
3. Recuerda que algunos tintes cambian el tono según el tiempo de aplicación (algunos se van obscureciendo después de un punto), por lo que debes enjuagarte luego de que tu cabello alcance el tono deseado.

Tercera parte – Cuidados posteriores

1. La decoloración daña mucho al cabello. A partir de ahora deberás usar acondicionadores cremosos.
2. Puedes usar cera y crema para peinar en vez de gel y espray.
3. Por lo general todos los champús (incluso los que son para cabello teñido) tiran el color del tinte. Podrías bañarte con una bolsa de plástico y sólo lavarte con agua.
4. Después de un mes tendrás unas raíces obscuras visibles. Puedes hacer el retoque sólo en las raíces.
5. No apliques ni decolorante ni tinte en cejas ni barba. Ambos pueden dejarte ciego incluso sin contacto (el sólo “vapor” de los productos es altamente irritante) tener las cejas de color diferente al del cabello es normal.
6. Si alguien te pregunta cómo te pintaste el cabello dile que es un proceso delicado y que mejor le pregunte a un profesional.