Capítulo XLVIII – El hielo

En este capítulo el Netza va a patinar al zócalo con Memo. Hacen una fila de cuatro horas donde charlan sobre ñoñerías, luego van a comer al Mumedi, donde encuentran a Ilán, que luego trata de traducir el epígrafe de A portrait. A las seis y media encienden las luces de los edificios y entran a la pista. El Netza no sabe patinar y se cae mucho, Memo lo cuida y baila. De regreso, en lo obscuro de la Alameda, el Netza le dice que fue como cuando el coronel Aureliano Buendía conoció el hielo.

  • El Netza pierde el anillo de laca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *